La gota que colma el vaso

         –Mira, Laia, es que no sé qué hacer. Me acuerdo al principio, cuando íbamos al monte los fines de semana, a Collserola, al Tibidabo, qué manera de correr entre los árboles, qué energía, trepando por los senderos que picaban hacia arriba; era para verlo, siempre él el primero, abriendo camino. Y ahora, ya ves. … Sigue leyendo La gota que colma el vaso

Anuncios

Dos elefantes en la sabana

  –Evolución es la ley del más fuerte. Por eso nuestros primos asiáticos, que son más pequeños, ya no viven en África. –Pues para mí evolución es que vuelvas de noche después de pasar todo el día sudando por esos caminos de Dios, derribando árboles a cabezazos y discutiendo con los rinocerontes, y que, porque … Sigue leyendo Dos elefantes en la sabana

Olvido

Mi hermana chillaba todas las noches como si la estuvieran ahogando; chillaba y pataleaba en la cama y no me dejaba dormir. Cuando mi madre entraba en el cuarto, yo me escurría entre las sábanas mientras mi hermana tosía y tosía e intentaba recuperar el aliento. Ahora mi madre tiene alzhéimer y está en una … Sigue leyendo Olvido

La hora del Gallo

… una brisa triste por los olivos.    Federico García Lorca Soy el asta que se afila en la carne. El asta que resplandece bajo el sol de la tarde, labrada en marfil y pintada de grana. Soy un remolino de capotazos, tropezones y caída. «¡Ay, Señó Dioh Hesucrihto! —Enrique el Cuco, el banderillero, se … Sigue leyendo La hora del Gallo

Valla publicitaria

Manda un WhatsApp mientras conduces y entra en el sorteo de un fantástico féretro tamaño familiar. Pompas fúnebres «La Diligencia». Velamos por ti y los tuyos.   © DOMINGO ALBERTO MARTÍNEZ ¿Te ha gustado este relato? Entonces no dudes en suscribirte a la bitácora y compartir la página en redes sociales. Muchísimas gracias 🙂

El letraherido

Su vocación, durante los años en el seminario e incluso antes, era ser profesor de niños pequeños. Enseñarles las primeras letras con la doctrina cristiana: la be con la u, bu, la erre con la o, ro. Bu-rro. Ver cómo empezaban a leer los versículos del Nuevo Testamento, guiándose con el dedo al principio, y … Sigue leyendo El letraherido

Veranito express

Estamos apurando ya el mes de julio y las fiestas de Tudela (donde vivo, por si hay alguien que no lo sabía), así que es un buen momento para ponernos al día con las novedades, así luego no me decís que os pillan por sorpresa. Novedades de verano para que vayáis abriendo boca y novedades … Sigue leyendo Veranito express

Poor old Jack

Hablaba, hablaba, hablaba, ¿es que no iba a callarse nunca? Tener que soportar a aquella mujerona estúpida y deslenguada, de voz aguardentosa, que no soltaba una palabra si no era escoltada por un juramento, que no terminaba una frase sin haberla acentuado primero con un escupitajo, sus historias truculentas salpicadas de risas, la miseria, el … Sigue leyendo Poor old Jack

Todo lo que sube

   Había una urraca frente a ella, dando saltitos sobre el tablado, con la capucha negra de la cabeza y las plumas azul metálico de la cola. Recordó cuando era niña, los jardines del palacio de Schönbrunn, cómo corría persiguiendo a los gansos, cómo se caía y rodaba por la hierba, gritando, riéndose, salpicando agua … Sigue leyendo Todo lo que sube

MOMENTOS ESTELARES DE LA HISTORIA. 1864. CUSTER SE ENCIENDE UNA PIPA SENTADO EN SU MECEDORA JUNTO A LA CHIMENEA Y, CUANDO SU ESPOSA NO MIRA, SE HURGA EN LA NARIZ CON DISIMULO.

Como decía el general Custer, «el único indio bueno es el indio… oye, Libbie, ¿cómo dices que se llaman estos zapatos? ¿Mocaqué? ¿Que si son cómodos? ¡La madre del pato! Cómodos no, lo siguiente. Parece que estés andando sobre una alfombra de piel de bisonte. Mocasines, ¿eh? ¿Y a quién dices que se los has … Sigue leyendo MOMENTOS ESTELARES DE LA HISTORIA. 1864. CUSTER SE ENCIENDE UNA PIPA SENTADO EN SU MECEDORA JUNTO A LA CHIMENEA Y, CUANDO SU ESPOSA NO MIRA, SE HURGA EN LA NARIZ CON DISIMULO.