Un telegrama a cobro revertido

Dirigido a:        Christopher Burrington Jr., presidente del Richmond & Richmond Company Bank. Dirección:        Elysian Fields Hotel, Diamond Creek, Nuevo México.   Asunto: Encontré su cartera en el bolsillo del pantalón de mi hijo stop apareció al hacer la colada stop hay documentos personales títulos acciones mil quinientos dólares stop mi hijo dice … Sigue leyendo Un telegrama a cobro revertido

El Esperantza

Huele a mar, a salitre. Un arrastrero baja deslizándose poco a poco por la desembocadura del Deba. Desde lo alto de la punta de Aitzandi, al borde del acantilado, un muchacho pecoso, de seis u ocho años, se desgañita y sacude las manos con fuerza. «Aita, aita! –repite, ininterrumpidamente–. Agur, aita!, laster arte!» Su padre, … Sigue leyendo El Esperantza

Momentos estelares de la historia. 1864.

  Custer se enciende una pipa sentado en su mecedora junto a la chimenea y, cuando su esposa no mira, se hurga en la nariz con disimulo   Como decía el general Custer, «el único indio bueno es el indio… oye, Libbie, ¿cómo dices que se llaman estos zapatos? ¿Mocaqué? ¿Que si son cómodos? ¡La … Sigue leyendo Momentos estelares de la historia. 1864.

Todo lo que sube

Había una urraca frente a ella, dando saltitos sobre el tablado, con la capucha negra de la cabeza y las plumas azul metálico de la cola. Recordó cuando era niña, los jardines del palacio de Schönbrunn, cómo corría persiguiendo a los gansos, cómo se caía y rodaba por la hierba, gritando, riéndose, salpicando agua a … Sigue leyendo Todo lo que sube

Sople

El ciclista se me metió debajo de las ruedas. Y eso es todo lo que puedo decirle, ¡hip…!, agente.   © DOMINGO ALBERTO MARTÍNEZ ¿Te ha gustado este relato? Entonces Un ciervo en la carretera 🦌 te va a encantar. Puedes pedirlo en tu librería habitual 📚. Para ebook  lo tienes en las siguientes plataformas 🏄‍♀️: … Sigue leyendo Sople

El sastrecillo

   Mientras el sastre forcejeaba en su banco de trabajo con un penacho de plumas de guacamayo, y bufaba y se tiraba de los pelos por culpa de los uniformes de la Guardia Republicana, rebosantes de medallas repujadas, de galones de colores y un sinfín de escarapelas, un niño de cuatro o cinco años, sentado … Sigue leyendo El sastrecillo

Historias para no dormir

Aparece de repente, con esa bata horrible de franela que no se quita ni para ducharse, y que la hace parecerse cada día más a su madre. –¿Qué horas son éstas de volver a casa, eh?, ¿qué horas son éstas? –grazna, apuntándote a la nariz con una revista enrollada–. ¡Uf, cómo apestas a…!, ¡a…! Las … Sigue leyendo Historias para no dormir

Dos elefantes en la sabana

  –Evolución es la ley del más fuerte. Por eso nuestros primos asiáticos, que son más pequeños, ya no viven en África. –Pues para mí evolución es que vuelvas de noche después de pasar todo el día sudando por esos caminos de Dios, derribando árboles a cabezazos y discutiendo con los rinocerontes, y que, porque … Sigue leyendo Dos elefantes en la sabana

Veleros de papel

Destacado

Había una vez un náufrago que no quería salir de su isla. Cuando una goleta llegaba a la costa, él sólo pedía, si era posible, que le dejasen algunas botellas vacías y las hojas de papel que ya no empleasen. Si un grumete curioso le preguntaba que por qué no quería embarcarse, volver a Venecia … Sigue leyendo Veleros de papel