El problema de la estación de Tudela

Una locomotora de mantenimiento sale de la estación de Logroño a las 8.45 de la mañana a una velocidad constante de 90 km/h. Quince minutos más tarde sale de Zaragoza en dirección contraria un convoy de mercancías que circula a 120 km/h. Si la distancia entre ambas ciudades es aproximadamente de 180 kilómetros, ¿cuándo y … Sigue leyendo El problema de la estación de Tudela

Anuncios

El Esperantza

Huele a mar, a salitre. Un arrastrero baja deslizándose poco a poco por la desembocadura del Deba. Desde lo alto de la punta de Aitzandi, al borde del acantilado, un muchacho pecoso, de seis u ocho años, se desgañita y sacude las manos con fuerza. «Aita, aita! –repite, ininterrumpidamente–. Agur, aita!, laster arte!» Su padre, … Sigue leyendo El Esperantza

Un telegrama a cobro revertido

Dirigido a:        Christopher Burrington Jr., presidente del Richmond & Richmond Company Bank. Dirección:        Elysian Fields Hotel, Diamond Creek, Nuevo México.   Asunto: Encontré su cartera en el bolsillo del pantalón de mi hijo stop apareció al hacer la colada stop hay documentos personales títulos acciones mil quinientos dólares stop mi hijo dice … Sigue leyendo Un telegrama a cobro revertido

La carne

   Güendy solo quería bailar, pero su padrastro se encerraba con ella en el baño cada vez que su madre no estaba. Su padrastro era un hombre despótico. Enorme, desmañado y cruel, era El buey desollado de Rembrandt.    –Croisé derecho al frente. Paso a la derecha en uno, brazo en dos, seguido por un … Sigue leyendo La carne

El sastrecillo

   Mientras el sastre forcejeaba en su banco de trabajo con un penacho de plumas de guacamayo, y bufaba y se tiraba de los pelos por culpa de los uniformes de la Guardia Republicana, rebosantes de medallas repujadas, de galones de colores y un sinfín de escarapelas, un niño de cuatro o cinco años, sentado … Sigue leyendo El sastrecillo

Veleros de papel

Había una vez un náufrago que no quería salir de su isla. Cuando una goleta llegaba a la costa, él sólo pedía, si era posible, que le dejasen algunas botellas vacías y las hojas de papel que ya no empleasen. Si un grumete curioso le preguntaba que por qué no quería embarcarse, volver a Venecia … Sigue leyendo Veleros de papel

Olvido

Mi hermana chillaba todas las noches como si la estuvieran ahogando; chillaba y pataleaba en la cama y no me dejaba dormir. Cuando mi madre entraba en el cuarto, yo me escurría entre las sábanas mientras mi hermana tosía y tosía e intentaba recuperar el aliento. Ahora mi madre tiene alzhéimer y está en una … Sigue leyendo Olvido

La 3ª dimensión. Caso práctico

   Dado un punto en un plano. Llamamos a ese punto José Antonio Corominas. José Antonio Corominas es un niño aplicado, que ha heredado cierto aire de besugo de su padre, el conserje José Antonio –también llamado el conserje Cuatro Ojos en el colegio de los Padres Escolapios–. Hoy es el primer día que el … Sigue leyendo La 3ª dimensión. Caso práctico

A la atención de Acrisio, rey de Argos

  Lunes, 3 de abril. Tiempos heroicos.     Muy señor mío.   Por la presente, me es muy grato comunicarle que su hija, la princesa Dánae, espléndida como una perla, se encuentra en estado de buena esperanza. Cómo ha sucedido, estando ella encerrada en una torre de bronce al cuidado de una anciana virtuosa … Sigue leyendo A la atención de Acrisio, rey de Argos

Todo lo que sube

   Había una urraca frente a ella, dando saltitos sobre el tablado, con la capucha negra de la cabeza y las plumas azul metálico de la cola. Recordó cuando era niña, los jardines del palacio de Schönbrunn, cómo corría persiguiendo a los gansos, cómo se caía y rodaba por la hierba, gritando, riéndose, salpicando agua … Sigue leyendo Todo lo que sube