Espérame en el cielo

  Y sucedió entonces que mientras iban ellos andando y hablando, un carro de fuego con caballos de fuego separó al uno del otro, y subió Elías en un torbellino de fuego y se perdió entre las nubes. II Reyes, 2, 11   Un coche así no pasa desapercibido. Entre un Seat 850 abollado, lleno … Sigue leyendo Espérame en el cielo

All Saints’ day prison blues

Dicen que los viejos rockeros nunca mueren, pero tú, colega, te pasaste de la raya. Abres los ojos despacio, como si despertaras de un sueño muy profundo, y te descubres flotando en medio de la nada. A tu alrededor, cúmulos de nubes blancas, rosadas, algodonosas, iridiscentes, entre las que se filtran los rayos del sol. … Sigue leyendo All Saints’ day prison blues

Champú de huevo

  Como un hilo o aguja que casi no se siente… Leopoldo Mª Panero   La farmacia apareció como caída del cielo. –¡Buf, ahí está! –se dijo, dando un suspiro–, ¡c-cojonudo! Era tarde, cerca de la madrugada. Eloy sintió que se mareaba y se agarró a una farola, perdido como un náufrago en mitad de … Sigue leyendo Champú de huevo

La biblioteca de Babel – Los calzones del cura

No podíamos dejar pasar esta cuarentena, está claro, sin hablar de Giovanni Boccaccio (Certaldo, República de Florencia, 16 de junio de 1313 - ídem, 21 de diciembre de 1375), el gran escritor humanista, autor de obras en latín e italiano, idioma del que se considera uno de los padres fundadores junto con Dante y Petrarca. … Sigue leyendo La biblioteca de Babel – Los calzones del cura

Er Niño la Uva. Charlotada

Antoñete, el torero calvo y regordete, sale dando trompicones al compás de la banda. Mientras sus compañeros rezaban en la capilla, él se arrodillaba devotamente a los pies del tabernero. «¡Otro oruhito, miarma! –con voz aguardentosa–, que no hay quinto malo». El quinto de la tarde, Quitapenas, un morlaco mosqueado, bien plantado, pendenciero, arremete contra … Sigue leyendo Er Niño la Uva. Charlotada

Poor old Jack

Hablaba, hablaba, hablaba, ¿es que no iba a callarse nunca? Tener que soportar a aquella mujerona estúpida y deslenguada, de voz aguardentosa, que no soltaba una palabra si no era escoltada por un juramento, que no terminaba una frase sin haberla acentuado primero con un escupitajo, sus historias truculentas salpicadas de risas, la miseria, el … Sigue leyendo Poor old Jack

La gota que colma el vaso

Destacado

–Mira, Laia, es que no sé qué hacer. Me acuerdo al principio, cuando íbamos al monte los fines de semana, a Collserola, al Tibidabo, qué manera de correr entre los árboles, qué energía, trepando por los senderos que picaban hacia arriba; era para verlo, siempre él el primero, abriendo camino. Y ahora, ya ves. Se … Sigue leyendo La gota que colma el vaso

Mi querida Clementina

  Et in Arcadia ego   Reverendo padre Hermenegildo. Desde la última vez que nos vimos, en los soportales de la Colegiata, y charlamos animadamente sobre toros y política, enmendándoles la plana a los señores diputados entre pulgarada y pulgarada de tabaco, compartiendo novedades y algún puyazo a expensas del maestro Lagartijo, han pasado cuatro … Sigue leyendo Mi querida Clementina

El matarife

La guerra no es fácil ni para las alimañas. Las trincheras son como ciénagas, resbaladizas y húmedas. Las ratas se multiplican; devoran los cinturones, las cartucheras, se pelean dando chillidos en cuanto se hace de noche. Encogidos, agotados, niños con disfraz de soldado, el rostro ennegrecido por el humo y leve bozo, matan el tiempo … Sigue leyendo El matarife