La gota que colma el vaso

         –Mira, Laia, es que no sé qué hacer. Me acuerdo al principio, cuando íbamos al monte los fines de semana, a Collserola, al Tibidabo, qué manera de correr entre los árboles, qué energía, trepando por los senderos que picaban hacia arriba; era para verlo, siempre él el primero, abriendo camino. Y ahora, ya ves. … Sigue leyendo La gota que colma el vaso

Anuncios

La hora del Gallo

… una brisa triste por los olivos.    Federico García Lorca Soy el asta que se afila en la carne. El asta que resplandece bajo el sol de la tarde, labrada en marfil y pintada de grana. Soy un remolino de capotazos, tropezones y caída. «¡Ay, Señó Dioh Hesucrihto! —Enrique el Cuco, el banderillero, se … Sigue leyendo La hora del Gallo

Poor old Jack

Hablaba, hablaba, hablaba, ¿es que no iba a callarse nunca? Tener que soportar a aquella mujerona estúpida y deslenguada, de voz aguardentosa, que no soltaba una palabra si no era escoltada por un juramento, que no terminaba una frase sin haberla acentuado primero con un escupitajo, sus historias truculentas salpicadas de risas, la miseria, el … Sigue leyendo Poor old Jack

Mi querida Clementina

  Et in Arcadia ego   Reverendo padre Hermenegildo. Desde la última vez que nos vimos, en los soportales de la Colegiata, y charlamos animadamente sobre toros y política, enmendándoles la plana a los señores diputados entre pulgarada y pulgarada de tabaco, compartiendo novedades y algún puyazo a expensas del maestro Lagartijo, han pasado cuatro … Sigue leyendo Mi querida Clementina