Agua quemada

  La mano de Jehová vino sobre mí y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos, y me hizo pasar cerca de ellos por todo alrededor. Y he aquí que eran muchos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran … Sigue leyendo Agua quemada

Anuncios

Por una cabeza

  Por una cabeza de un noble potrillo que justo en la raya afloja al llegar, y que al regresar parece decir: «No olvidés, hermano, vos sabés, no hay que jugar». Carlos Gardel   Don Cornelio Manso del Sotillo, sobrino del marqués de Feria y Loscorrales, condestable del Porco, tesorero de la muy noble orden … Sigue leyendo Por una cabeza

«Los caballos de Abdera», de Leopoldo Lugones

  Leopoldo Antonio Lugones (Villa de María del Río Seco, Córdoba, 13 de junio de 1874 – San Fernando, Buenos Aires, 18 de febrero de 1938), poeta, novelista, dramaturgo, historiador y filólogo, fue un hombre de letras completo. Es, junto a Rubén Darío, el principal exponente del modernismo hispanoamericano. Sus cuentos le convierten en precursor … Sigue leyendo «Los caballos de Abdera», de Leopoldo Lugones

El problema de la estación de Tudela

Una locomotora de mantenimiento sale de la estación de Logroño a las 8.45 de la mañana a una velocidad constante de 90 km/h. Quince minutos más tarde sale de Zaragoza en dirección contraria un convoy de mercancías que circula a 120 km/h. Si la distancia entre ambas ciudades es aproximadamente de 180 kilómetros, ¿cuándo y … Sigue leyendo El problema de la estación de Tudela

El Esperantza

Huele a mar, a salitre. Un arrastrero baja deslizándose poco a poco por la desembocadura del Deba. Desde lo alto de la punta de Aitzandi, al borde del acantilado, un muchacho pecoso, de seis u ocho años, se desgañita y sacude las manos con fuerza. «Aita, aita! –repite, ininterrumpidamente–. Agur, aita!, laster arte!» Su padre, … Sigue leyendo El Esperantza

El árbol de la lechuza

Hacía frío esa noche, y Bartaś comenzó a impacientarse. Notaba un hormigueo que le subía por los brazos, un entumecimiento en la punta de los dedos. Se los había desollado a fuerza de cavar y cavar sin descanso, de arañar la tierra y arrancar guijarros; pero no podía detenerse. No a estas alturas, desde luego, … Sigue leyendo El árbol de la lechuza

Un telegrama a cobro revertido

Dirigido a:        Christopher Burrington Jr., presidente del Richmond & Richmond Company Bank. Dirección:        Elysian Fields Hotel, Diamond Creek, Nuevo México.   Asunto: Encontré su cartera en el bolsillo del pantalón de mi hijo stop apareció al hacer la colada stop hay documentos personales títulos acciones mil quinientos dólares stop mi hijo dice … Sigue leyendo Un telegrama a cobro revertido

La carne

   Güendy solo quería bailar, pero su padrastro se encerraba con ella en el baño cada vez que su madre no estaba. Su padrastro era un hombre despótico. Enorme, desmañado y cruel, era El buey desollado de Rembrandt.    –Croisé derecho al frente. Paso a la derecha en uno, brazo en dos, seguido por un … Sigue leyendo La carne

Oh, Suzie Q.

Repartían las pastillas como quien reparte caramelos a la puerta de un colegio; a cada cual la que le correspondía «según rigurosa prescripción médica», se excusaban las cuidadoras. Un Noctamid por aquí, un diazepam por allá, un Orfidal al siguiente, a la otra tres comprimidos de 10 mg. –Venga, venga, Asunción, que no se diga. … Sigue leyendo Oh, Suzie Q.

We are the champions 🍻🤓✒ my friends ♪♫

Por fin, después de un mes de duro trabajo codo con codo con mi familia y los profesionales de Libros.com, hemos logrado cumplir el objetivo y llegar a los 3500€, una cantidad que, durante buena parte de la campaña, me había parecido imposible de alcanzar. Me siento eufórico, agotado y eufórico, igual que un ciclista … Sigue leyendo We are the champions 🍻🤓✒ my friends ♪♫