«Un ciervo en la» Taconera

El martes 11 de febrero apareció en Diario de Navarra esta entrevista que Ion Stegmeier me había hecho el día anterior en Pamplona, en los parques de la Taconera, con un fondo (cómo no) de ciervos; en este caso de hembras, porque, según me comentaron, los machos son más problemáticos y acaban peleándose entre ellos. En una ocasión, incluso, un ciervo atacó a su cuidador.

Para todos los que no pudísteis leerla y os interese, la transcribo a continuación.


Asume Domingo Alberto Martínez que los ciervos le van a acompañar los próximos meses de su vida, así que no se sorprende demasiado cuando le proponemos quedar en el parque de la Taconera para fotografiarlo con alguno. Estos no son como el que le ha hecho el dibujante de cómic pamplonés Agustín Ferrer Casas para la portada de su libro, un venado antropomorfo vestido casi como un marqués en un retrato de Goya, pero causan la misma fascinación.

Nacido en Zaragoza en 1977 y afincado en Tudela, Alberto acaba de publicar una antología de relatos para la que no encontraba título. Buscaba un denominador común (hay textos de cuatro líneas y los hay de 35 páginas) pero no se le ocurría nada hasta que un día vio un ciervo saliendo del bosque, en medio de la carretera, y se le encendió la bombilla. «Al verle con esas cuernas enormes, tan orgulloso y tranquilo, tan hermoso, creando esa incertidumbre en quien lo estuviera observando en ese momento, ¿qué va a ocurrir? ¿Vendrá un camión de repente y se lo llevará por delante?, ¿o se oirá el disparo de un cazador? Esa idea de conjugar lo bello con lo vulnerable, lo transitorio, es la que hay detrás de los relatos, piezas breves que son bonitas estéticamente, y que cuando empiezas a leer no sabes muy bien adónde te van a conducir», explica el autor.

Así nació Un ciervo en la carretera, editado por Libros.com y que presentará este miércoles en Pamplona (Katakrak, 19 horas).

Desde que tiene dos hijos, Alberto, que estudió Filología Hispánica y que ha sido premiado en más de sesenta certámenes literarios, ya no puede dedicarse a la novela, que es lo que más le gusta y lo que le brindó sus primeros reconocimientos. De hecho tiene dos o tres por ahí a medio escribir, y le frustra no poder dedicarles el tiempo que querría. Por eso, por el momento, ha optado por los relatos. «Tienes la zanahoria delante, la ves más cerca y la recompensa de terminar una historia la obtienes antes», precisa. Además, Alberto asegura que tiene más temas que tiempo, de modo que los va desgranando en historias cortas.

Autor - 5
Que no, que son ciervas

Diversión para el lector

Con un prólogo escrito por el catedrático de Literatura Alberto Montaner, en Un ciervo en la carretera el autor reúne veinte relatos ambientados en diferentes épocas, desde la Iberia prerromana hasta nuestros días, pasando por los últimos instantes de vida de María Antonieta, las minas del Potosí colonial o las calles londinenses donde actuaba Jack el Destripador. «Tienen en común la forma de escribir y, aunque hay variedad, quizá lo que les una sea el sentido del humor, a veces negro, la mayoría de las veces irónico. Me gusta buscarle la vuelta a lo que estoy contando, no creérmelo demasiado», matiza. «Intento divertirme con lo que escribo y divertir al lector».

Taconera 15-05-05 057
No solo de ciervos vive el hombre

Alberto ha escrito mucho para concursos literarios, que suelen proponer temas muy concretos. «A mí se me ocurre una historia, luego la ubico en el presente o en un tiempo que conozca, en el que encaja bien. Me encanta tener la excusa para informarme sobre una época en la que ubicar un relato», apunta. Así nació el relato Jaque a la reina, por ejemplo, en el que imagina una partida de ajedrez entre la reina Isabel de Castilla y el cardenal Mendoza. «Nació de un concurso literario en el que había que hablar sobre el brandy de Jerez», se ríe. «Partió de doscientas palabras y acabó en quince páginas», detalla. Le suele pasar. Siempre que escribe tiene esbozado el final, pero con lo que disfruta es con el camino. «Me paro, miro, van apareciendo personajes nuevos… es lo bonito, que te sorprenda lo que estás escribiendo, no tener todo estudiado al milímetro», admite. «A mí lo que me cuesta es resumir. Escribir un relato breve o un microrrelato. Hasta esta antología, nunca había escrito relatos de menos de una página», añade.

Escribir es algo natural en él. Cuando era muy pequeño le encantaba pintar, poco después comenzó a leer tebeos de Superlópez, Astérix, Tintín, de ahí pasó a los libros juveniles y llegó un momento en el que se dijo: «Yo quiero hacer algo así». Siempre le ha gustado la novela, así que se empapó de los grandes maestros del XIX, Zola, Dostoyevsky, sobre todo.

Actualmente, tras publicar esta antología, está trabajando en una novela histórica sobre Alfonso el Batallador y la batalla de Cutanda (1120).


Puedes pedir Un ciervo en la carretera en tu librería habitual 📚. Para ebook  lo tienes en las siguientes plataformas 🏄‍♀️:

Y en 24symbols puedes incluso leer algunas páginas 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios sobre “«Un ciervo en la» Taconera

  1. ¡Holitas!

    Que genial conocer más de ti y de tu obra a través de esta entrevista. Me ha encantado y me ha provocado a muchos deseos de leer la antología (pero tengo bastante para leer antes, uff).

    En fin, me sumo a tus seguidores con el botoncito de WordPress pero también te añado a mi lista de lectura de Blogger (para estar bien pendiente de tu nuevo contenido).

    Que tengas una excelente semana.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .